storytellers

Hay gente a la que quieres desde antes de nacer. Lloras por primera vez en tu vida y sabes que estarán ahí para secarte las lágrimas siempre. Lo que nadie te explica es que hay amores que se te meten tan adentro que acabas respirando por ellos, hablando por ellos, riendo por ellos.

De pronto, descubres que es posible eso que dicen del amor a distancia. Porque yo te quiero cuando como croquetas, te adoro cuando repaso uno a uno los botones para volverlos a meter en su tarro de cristal, te siento al otro lado de la puerta, te pienso en los kiwis, los túneles y las fiestas de guardar. Extraño los canelones, los sermones, el mirarme en tu espejo. Te recuerdo cuando no soy amita de casa y te espero a la hora de la novela. Te amo durante todos los segundos que tiene mi día, incluso dormida.

Aunque hoy no estemos juntas, aunque no haya canelones, aunque no te pueda abrazar ni puedas darme besos interminables, aunque no podamos discutir, aunque el teléfono no quiera devolverme tu voz , te quiero más que nunca. Te adoro más que siempre.

Mi yo futuro. Mi modistilla. Mi todo.

P.D: con lo que yo te quiero…